lunes, 25 de julio de 2016

Conoce más: El niño en la cima de la montaña

El niño en la cima de la montaña
de John Boyne
Editorial: Océano / Salamandra
256 páginas
$290.00 MXN

Tan cautivadora y emocionante como
El niño con el pijama de rayas

De padre alemán y madre francesa, Pierrot ha tenido una infancia no muy distinta de la de cualquier niño de su época. Sin embargo, nos hallamos en París, corre el año 1935 y la guerra que se avecina trastocará el destino de millones de personas. Tras la muerte prematura de sus padres, Pierrot deberá separarse de su íntimo amigo Anshel, vivir una corta estancia en un orfanato y viajar hasta Austria para vivir con su tía Beatrix, que trabaja de ama de llaves en una mansión imponente. No es una casa cualquiera; se trata nada menos que del Berghof, la enorme residencia que Adolf Hitler posee en los Alpes de Baviera.

El niño en la cima de la montaña es una novela de corte realista, por lo que de la mano de Pierrot los lectores descubrirán uno de los períodos más duros de la historia de Europa, además de asistir a la trasformación de un niño que se convierte en un adolescente indolente y tirano, corrompido por el poder que cree poseer por su posición cercana a Adolf Hitler. Pierrot pasa de ser un niño sensible a un adolescente déspota que en nombre de una supuesta fidelidad al régimen fascista es capaz de traicionar y abusar de cualquier persona.

Pierrot o Pieter —como ahora se hacer llamar después— llevará un peso insoportable en su conciencia cuando es capturado al final de la guerra por los aliados. A su regreso a París, abrumado por la culpa, un aspecto clave de la historia surgirá como una tabla de salvación, y el inesperado desenlace será una muestra más de la insondable dimensión del perdón y la amistad.

Esta novela invita a los jóvenes lectores a reflexionar sobre la seducción que provoca el poder en el ser humano y en cómo puede llegar a corromperle de forma horrible. Pero también habla del arrepentimiento, la amistad y el perdón. Es un punto de partida para hablar sobre uno de los episodios más crueles de la historia de Europa, sobre el sinsentido de la guerra y la atracción que el poder ejerce sobre el ser humano.


1 comentario:

  1. ¡Hola de nuevo, querida Iris! ¿Cómo estás?

    ¡Uf!, no sabes las ganas que tengo de repetir con este autor, pues Quédense en la trinchera y luego corran, ha tenido uno de los finales más bonitos que he leído.

    Gracias por compartir la info; este argumento suena deluxe.

    ¡Besos y abrazos!

    ResponderEliminar

De antemano te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link de cualquier tipo o quieres que pase a visitar tu blog, agradecería que enviaras el link al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme. :)