jueves, 3 de octubre de 2013

Cosa curiosa #4: Soy la chica de los gatos

Hola chicos y chicas, llega un jueves más de Cosa curiosa :D



Pues hoy les voy a hablar un poco sobre algo que vive en mi día a día y es peludo y con cuatro lindas patitas, bigotes y cola… Bueno, en realidad son más de uno:

Mis gatitos.

Como buena lectora que soy, cuento con gatos que me acompañan en el momento de mi lectura (Ay sí, y ya te crees por eso). La cosa es que no tengo uno o dos gatos, ¡tengo diez gatos!

Desde pequeñita me gustaban mucho los gatos, de hecho, antes de que yo naciera mis padres tenían uno; pero cuando mi hermano y yo vinimos al mundo comenzaron los problemas entre arañazos y mordidas y tuvieron que regalarlo. 

Durante los siguientes años no tuvimos mascotas como más gatos o perros, y aunque amaba a mis pequeñas mascotitas, me quedé con las ganas de tener un gato.

En fin, pasó el tiempo y nos mudamos a la colonia en la que actualmente resido y esta está plagada de gatos xD Yo tendría unos catorce años cuando recogí un gatito que estaba chillando y chillando frente a mi casa (curiosamente creo que lo dejaron ahí, porque era demasiado pequeño incluso para destetarse).

Algunos creen que lo hicieron para echarnos un mal de ojo o algo así, dado que era un gatito completamente negro, pero por el contrario, yo me emocioné y lo recibí con los brazos abiertos. Así pues Blacky (muy a pesar de mi padre que no quería mascotas y que ahora no puede vivir sin ellas) se convirtió en mi primer gatito, y como era muy pequeño y, aprovechando que yo estaba de vacaciones, me la pasé cuidándolo como si fuera mi bebé. 

Aproximadamente unos ocho o siete meses más tarde llegó Willy, el gato que encontró mi hermano y que mi madre y él salvaron de morir. Willy es rubio con francas naranjas y cafés; creció para convertirse en un gato muy tragón, mimado y flojo. Yo digo que es mi Garfield, jajaja.

Luego llegó Silvestre, que es totalmente blanco y negro. Es un gato tuxido y es un poco huraño. Lo curioso es que está muy apegado a Willy y casi pareciera que le quiere cumplir todos sus caprichos, como maullar por él para salir o para comer algo xD Raro, ¿eh? Él se encontraba en nuestro patio trasero, pensábamos que se iría algún día pero no lo hizo, era muy pequeño y creíamos que su madre volvería por él, pero no fue así. Entonces mi padre decidió salir por él y no se habló más, se quedó con nosotros. 

Luego está Samantha o Sammy como la llamamos nosotros. Ella tiene manchas cafés, naranjas y otras ligeramente rubias sobre el blanco. Su historia es muy curiosa porque se encontraba una mañana de escuela maullando frente a la puerta de la casa. Mi madre abrió y Sammy se frotó contra sus piernas maullando con mucha ternura antes de meterse directa al plato de comida. Desde entonces fue parte de la familia xD

Enseguida llegó Robin. Deben saber que Robin y Silvestre no se llevan nada bien, por lo que mi pobrecito Robin se la pasa encerrado en la casa (aunque francamente parece ser feliz con eso, la sugerencia de salir lo pone nervioso y corre a esconderse). Este gatito llevaba tiempo en nuestra calle cuando mi madre decidió que lo recogiéramos. El es blanco con machas gris oscuro en su rostro y orejas, así como en su cola. Por mucho tiempo fue el mas pequeño de la casa y el gatito bebé de mi madre. No obstante, prácticamente vive conmigo y, es él, el que se acurruca conmigo a leer.

Y esta nota ya se extendió demasiado, la segunda parte la subiré el próximo jueves. ¿Pero cuéntenme, tienen gatos o alguna mascota que los acompañen en sus lecturas? ¡¿No aman a los gatos?! 

4 comentarios:

  1. ¡Amo los gatos! bueno y los perros también :3. Hace poco se murió mi gato Cirilo :'( y estuve buscando quien me regalara otro gatito, y pues me regalaron 2 :D. Primero llegó Benito Heterocromático, de hecho es Benito a secas, lo demás es por que tiene un ojo azul y uno amarillo y su pelaje es blanco (¡tan hermoso!) y el otro se llama Rufino, físicamente parece un lémur. Y pues se nota que me gusta ponerles nombres raros XD.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Diez gatos???? y yo decía que tener 7 era una exageración... como es que llegamos a tener tantos??? pues un día mi hermano y el 9 de mayo del 93 nos encontramos un gatito (que era mas pulgas que gato) pequeñito, blanco con manchas atigradas y como sabiamos que mi madre no querré le dijimos que era su regalo del dia de las madres, al principio mo lo acepto muy bien, con el tiempo era el consentido de la casa y de ella... y muy creativos le pusimos Peluche el cual estuvo con nosotros casi 18 años como a los dos años llego su novia (se la regalaron a mi madre) y la Pelusa se convirtió en madre algunos meses despues trayendo a Coby, Bonnie, Tasha, Felin (si le robe su nombre y es más que obvio que aunque a todos los amaba ella era mi hija consentida) y finalmente Zeus, con los años se fueron y con cada perdida pues uno sufre, cuando falleció el ultimo dijimos que ya no queriamos... y un día mi hermano llegó con un gatito blanco (cruza de siames) que cuebta coo por 4 jajaja tiene personalidad multiple (corre como ardilla, gruñe come perro, a veces se comporta como gato normal y se siente bebé chupando la oreja de mi otro hermano y de mi madre como si estuviera en la teta), padece de deficit de atención que se le olvida que está haciendo y... a pesar de que me muerde lo amo... se llama Hunter aunque yo le dijo Nano

    ResponderEliminar
  3. Por cierto nena... se que este quizá no es el medio y me he acordado de ti (culpa de mi madre)ya que hace como 15 días me llegó el libro que gané semanas despues en la Biblioteca del inframundo y hace dos dias me dijo y el otro libro que te ganaste??? y no he tenido noticias tuyas...

    Un Beso!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues ya conoces a mi mascota, tu aliado xD aunque soy de perros mas que de gatos (les tengo mucha alergia u.u aunque me encantan). Mi historia también empieza de forma curiosa,el primer perrito que tuve se llamaba Balto,estaba en un parquecito al lado de mi casa con su mamá y una chica que los regalaba porque no se podía hacer cargo. Yo lo vi y fue como "mira mami! un perrito, mira que bonito es! *-*" asi que con seis añitos tuve mi primer animalito precioso y al que quise con locura. Aun recuerdo cuando mi padre llegó y lo vio a los pies del sofá con su camita y se quedó "o.O que es esto?" aunque se enamoró de él al momento también. Lastima que creció demasiado y se lo tuvo que llevar mi abuela, que tiene una casota, pero no creo que haya habido perro mas consentido que él xD tuvo una gran vida aunque fallecio hace un par de años. Con ocho años llegó el primer Yorki, uno de estos enanitos, preciosisimo y que quise muchisimo, pero murió con cinco meses, nos lo vendieron enfermo y aunque hicimos todo cuanto pudimos para salvarlo no hubo forma :( Meses despues, y aunque mi madre dijo que no queria mas animales, una amiga nos habló de una conocida que tenia una Yorki que había tenido cachorritos y fuimos a verlos... me encapriché de mi actual enano! Era tan lindo, una bolita super gordita de pelo que lo único que hacía era dormir, era tan pequeñito que lo ponias en la palma de la mano y las patitas y la cabeza colgando se quedaba dormido!! jajajaja Y bueno aquí sigue hasta ahora, viviendo como un rey xD y lo quiero con locura :3

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)