martes, 12 de abril de 2016

Reseña: "Las habitaciones secretas" (EDS #1) de Chelsea Cain

Título: Las habitaciones secretas (El día siguiente #1) / One Kick

Saga: 1/?

Autor: Chelsea Cain

Editorial: Océano

ISBN: 9786077357896

Nº de páginas: 308

Disponible en México

Kick fue raptada a los 6 años de edad y rescatada 5 años después. Tiradora experta, escapista y fabricante de bombas —aptitudes inculcadas por su captor—, a sus 21 años domina las artes marciales, el box y el lanzamiento de cuchillos. Kick entrena para mantenerse a salvo: no permitirá que vuelvan a arrebatarle su libertad.

John Bishop, un millonario enigmático y extraficante de armas, que dedica su fortuna y contactos para rastrear niños secuestrados busca a Kick para pedirle ayuda y le deja claro que no aceptará un “no” por respuesta. Kick se ve involucrada en una búsqueda incansable sin imaginar que las respuestas que se empeña en encontrar se hallan en uno de los pocos lugares que no está dispuesta a explorar: las oscuras profundidades de sus propios recuerdos.
Cuando Kathleen era pequeña fue raptada, abusada, filmada y convertida en el ícono de “Las películas de Beth”, que circulan por los sitios más horrorosos del internet. Durante su infancia, Beth fue extrañamente entrenada por su captor para ser escapista y empuñar un arma de cualquier tipo de ser necesario; pero Beth jamás escapó…

Ahora Beth no existe, fue rescatada y su nuevo nombre es Kick, una chica adusta y cuyas actividades favoritas van desde disparar, aprender a utilizar diferentes tipos de armas blancas, hasta practicar diversos tipos de artes marciales.

El tiempo pasó y el mundo al que Kick volvió no deja de asfixiarla, atrapándola entre su pasado y su presente, destinándola a un futuro bastante lamentable. Al menos hasta que Bishop aparece buscando su ayuda… o más bien obligándola a ayudarlo para encontrar a dos niños recientemente secuestrados.

Tengo sentimientos encontrados con este libro. Todos los que me conozcan saben que hay un par de géneros literarios que no me gustan, entre ellos están los que involucran crímenes muy graves, policías, FBI, etc.

Se me revuelve el estomago de rabia cada vez que veo una noticia respecto a un ser humano lastimando a otro (o a cualquier ser vivo) de cualquier forma y sobre todo con saña. Tengo suficiente con escuchar cada noticia atroz o con saber cualquier cosa relacionado con la parte más baja del ser humano como para leer novelas al respecto.

Y, a pesar de que este libro no se quedó atrás al momento de revolverme las entrañas, me gustó mucho.

Desde el prólogo entré de lleno a la acción que caracteriza a este tipo de libros y a partir del primer capítulo fue palpable lo que las desgracias del pasado le han hecho a Kick. Como ya dije, la volvieron una chica retraída, con una vida incierta, con una madre que usa su figura para tener fama, con una hermana que la ignora y un padre que también le ha dado la espalda.

Sus únicos contactos son James, un chico un poco mayor que ella pero al que quiere como a un hermano, y Monstruo, su viejo y fiel perro.

Por desgracia (o no) se topa con Bishop, el cual, lo diré sin más, es un cabrón. Él obliga a Kick a ayudarlo en una investigación similar a la que ella vivió; en el camino, sin un ápice de pena, la obliga a recordar aquellos años, los cuales son detonantes que provocan en Kick estados de ansiedad.
[...]-. Por eso haces esto. Por eso no te importa lo que cueste.
Bishop estaba paralizado.
-Eres muy observadora.
Kick se alejó y fue hacia la puerta.
No obstante, Bishop también tiene sus particularidades, las cuales lo hacen ser un frío e incluso ególatra, pero también bastante calculador y perfeccionista en su trabajo. Tiene un trasfondo interesante y, conforme lo vamos conociendo, comprendemos su actuar; pero fue difícil sentir la misma empatía con él que la que sentí por Kick, y aun así también fue difícil odiarlo. Definitivamente ambos son personajes intrigantes.

A lo largo del libro Kick y Bishop forman equipo, uno extraño e interesante, y empiezan a armar un rompecabezas tanto del pasado como del futuro; desarrollando la trama poco a poco mediante piezas de información, retazos y recuerdos de Kick, que la vuelven pieza clave en toda la investigación y generan que cada página leída valga la pena.

Yo me quedé pegada a las palabras, intentando resolver el misterio con cada pista que ellos brindaban, aunque no disfrutaba viendo sufrir a Kick.

Pero, quiero aclarar que, si bien Kick sufre, esto no la hace una protagonista que me haya cansado; de hecho, fue admirable ver como, a pesar de todo lo que ha vivido, lucha para reponerse y poder ser una nueva persona que no se amedrenta a pesar de las dificultades ni deja que lo que le hicieron le ponga etiquetas. Me gustó mucho, mucho ver esa evolución en ella.

El libro no es gráfico respecto a los abusos infantiles, tampoco es totalmente gráfico en escenas que, en otros libros, seguramente lo serían; pero dice lo suficiente para que el lector llene los huecos y esto puede resultar un poco desagradable para personas sensibles o para personas que no están acostumbradas a este tipo de novelas; pero la historia está tan bien planteada y tan bien narrada que, al mismo tiempo, lo hace un libro que puede invitar a lectores nuevos en este género a continuar leyendo novelas de este tipo.

Por supuesto, la novela también tiene su lado amable, como situaciones y diálogos entre los personajes que te recuerdan que la vida no es solo el mal, y te ayudan a olvidar lo escabroso de la situación.
-¿Así que todo fue una actuación? -preguntó-. ¿No ibas a torturarlo en realidad?
-Por supuesto que no -dijo Bishop.
Kick rio aliviada.
[...]
Bishop se dirigió hacia el auto.
Kick sintió comezón en la nuca.
-¿Por supuesto que no, no era una actuación? -le preguntó, corriendo para alcanzarlo-. ¿O por supuesto que no, no ibas a torturarlo de verdad?
Como les dije, no soy fan de estas novelas, pero ahora que empecé con Las habitaciones secretas, quiero leer el próximo libro, pues nuevas cuestiones quedaron sin resolver y, con tan buena historia, ¡yo no puedo quedarme con la duda!
El miedo de Kick se transformó en furia, que era mucho más satisfactoria. El miedo venía con dos opciones: pelear o huir. La furia ofrecía más gamas de posibilidades.
Conclusión
Personajes con trasfondos intrigantes, una trama adictiva y muy real, al punto de poder sentir el dolor pero también la determinación de una protagonista con ganas de superarse, generaron que, a pesar de que no soy fan del género, me quedara enganchada a esta historia y deseando tener el siguiente libro en mis manos.

Una probadita para los que tienen curiosidad por este género literario.

Creo que no necesito repetirlo pero lo haré: ¡quiero el segundo libro!
¿Qué dicen? A pesar de no ser una lectura para jóvenes, ¿leerán el primero?

*Gracias a Editorial Océano por el libro :)
¡Gracias a ti por leerme! :D

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

De antemano te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link de cualquier tipo o quieres que pase a visitar tu blog, agradecería que enviaras el link al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme. :)