sábado, 16 de octubre de 2010

¡Fragmentos de City of Fallen Angels de Octubre!

¡¡Gracias a "CAZADORES DE SOMBRAS: tendremos la secuela y la precuela en español!!" en Facebook, tenemos los siguientes framentos de CoFA del mes Octubre!!
No.1
Traducción:
Jace le cogió la mano entre las suyas. "Dilo de nuevo."
"Nunca te dejaré," dijo Clary.
"¿Sin importar lo que pase, lo que yo haga?"

Original:
Jace caught her hand in his. “Just say it again.”
“I’ll never leave you,” Clary said.
“No matter what happens, what I do?”


No.2
Traducción:
"No sé lo que quiero." Alec, con la cabeza inclinada, estaba jugando con un tenedor de plástico abandonado. Aunque sus ojos estaban cerrados en gesto desafiante, su color azul pálido era visible incluso a través de sus párpados, que eran pálidos y finos como el pergamino. Magnus siempre había encontrado a los seres humanos más hermosos que cualquier otra criatura viva en la tierra, y se había preguntado a menudo por qué. Sólo unos años antes de la disolución, Camille había dicho. Pero era la mortalidad lo que los hacía lo que eran: la llama que resplandecía más brillante para su parpadeo. Se preguntó si el Ángel había considerado alguna vez hacer sus siervos humanos, los Nefilim, inmortales. Pero no, con toda su fuerza, ellos caían como los humanos han caído siempre en las batallas a lo largo de los tiempos.
"Tienes de nuevo esa mirada", dijo Alec malhumorado, mirando a través de sus pestañas. "Como si observaras algo que yo no puedo ver. ¿Estás pensando en Camille? "
"No realmente", dijo Magnus. "¿Qué parte de la conversación que tuve con ella oíste?"
"La mayor parte de ella." Alec pinchó el mantel con el tenedor. "Yo estaba escuchando en la puerta. Lo suficiente ".
"No, en absoluto lo suficiente, creo." Magnus miró el tenedor y éste se deslizó fuera del alcance de Alec y a través de la mesa hacia él. Puso la mano encima del tenedor y dijo: "Estate quieto. ¿Qué fue lo que le dije a Camille que te molestó tanto? "
Alec alzó sus ojos azules. "¿Quién es Will?

Original:
“I don’t know what I want.” Alec, his head bent, was playing with an abandoned plastic fork. Though his eyes were defiantly cast down, their pale blue color was visible even through his lowered eyelids, which were pale and fine as parchment. Magnus had always found humans more beautiful than any other creatures alive on the earth, and had often wondered why. Only a few years before dissolution, Camille had said. But it was mortality that made them what they were: the flame that blazed brighter for its flickering. He wondered if the Angel had ever considered making his human servants, the Nephilim, immortal. But no, for all their strength, they fell as humans had always fallen in battle through all the ages of the world.
“You’ve got that look again,” Alec said peevishly, glancing up through his lashes. “Like you’re staring at something I can’t see. Are you thinking about Camille?”
“Not really,” Magnus said. “How much of the conversation I had with her did you overhear?”
“Most of it.” Alec prodded the tablecloth with his fork. “I was listening at the door. Enough.”
“Not at all enough, I think.” Magnus glared at the fork and it skidded out of Alec’s grasp and across the table toward him. He slammed his hand down on top of it and said, “Stop fidgeting. What was it I said to Camille that bothered you so much?”
Alec raised his blue eyes. “Who’s Will?”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)