lunes, 6 de abril de 2015

Reseña: "Festín de muertos. Antología de relatos mexicanos de zombis"



Autor: Cord. Raquel Castro y Rafael Villegas. Autores. Bernardo Esquinca, Édgar Adrián Mora, Jorge Luis Amaral, Omar Delgado, José Luis Zárate, César Silva Márquez, Cecilia Eudave, Alberto Chimal, Joserra Ortiz, Bernardo Fernández Bef, Gabriela Damián Miravete, Karen Chacek, Antonio Ramos, Revillas, Arturo Vallejo, Ricardo Guzman Wolffer, Carlos Bustos, Norma Lazo, Luis Jorge Boone.


ISBN: 9786077355205

Nº de páginas: 180

Disponible en México

Una extraordinaria colección de historias sobre zombis escritas por autores mexicanos.

Los muertos vivientes han tomado la ciudad. Están sedientos de sangre y recorren las calles llenando de terror a los habitantes.

La moda zombi, la cual ha dado lugar a novelas, series de televisión y películas, adquiere en manos de un puñado de autores mexicanos un renovado impulso y características muy peculiares. Esta antología reúne varias historias oscuras y violentas que, sin duda, harán las delicias de los amantes de las emociones fuertes, en particular de los jóvenes. Es una muestra de terror made in Mexico en la cual encontramos lo mismo a narradores jóvenes que a figuras consagradas. Unos y otros nos entregan cuentos de gran calidad y sobrecogedora eficacia. Entre los autores antologados están: Bernardo Fernández “Bef”, Bernardo Esquinca, Luis Jorge Boone, Cecilia Eudave, Alberto Chimal, José Luis Zárate, Karen Chacek y Norma Lazo.

No me considero fanática de los zombis y conozco escritores mexicanos de forma muy contada. Pero en cuanto me enteré de qué uno de los autores mexicanos que conozco, y el cual crea las únicas historias escalofriantes que me han gustado, iba a participar en esta antología, supe que no me perdería la oportunidad de leer algo suyo. Y hablo de Carlos Bustos.

Ya saben que desde que leí “El libro que resucitaba a los muertos” me quedé enganchada a su forma de dar vida a algo espeluznante, jugando con los pensamientos y los sentimientos.

Así fue como inicie esta incursión a una tierra donde los zombis destacan aun más lo que nosotros conocemos como tales…

Me explico:

Con una introducción muy detallada del origen del zombi actual, Festín de muertos nos abre las puertas para conocer zombis creados en mentes mexicanas.

En mi opinión, es más fácil que una novela te envuelva cuando te sientes muy identificado con los personajes y/o sucesos en la trama, y este es un punto que el libro aprovecho mucho a su favor, pues en muchas de las historias ahí escritas mezclan lo que conocemos del zombi con lo que hay en la mente mexicana.
¿Cómo crear empatía ciudadana con unos fulanos que te obligan a perder un día laboral a bordo de tu coche?
[...]
La media de los zombis mexicanos continua con sus costumbres de vida: son mirones y pendejos.
Desde sucesos importantes en la historia mexicana, crítica socio-política, folklore, acontecimientos actuales que no solo competen al mexicano, leyendas, sentimientos tan importantes actualmente… Un sin fin de situaciones que llegaron desde la imaginación de las personas que han vivido lo mismo que nosotros, que sienten como nosotros, que nos conocen y saben con qué nos sentiremos identificados.

Creo que lo que más me gustó fue que cada uno de los autores le brindara una conciencia nueva a los zombis, dándole otro sentido a las historias y haciendo que las criaturas entraran de otra manera en nuestros cerebros, contando sus propias historias o haciéndonos ver que no son precisamente tan “tontos-peligrosos” como los imaginamos o que, incluso, el ser humano puede ser peor monstruo que ellos.

Las siguientes historias están entre mis favoritas de esta antología:

El deber de los vivos de Jorge Luis Armaral
Día de muertos de José Luis Zárate
Sobrevivir… de Cecilia Eudave
Sala de recuperación de Antonio Ramos Revillas
La primera en la frente de Ricardo Guzman Wolffer
Señor Z de Carlos Bustos

Por último, solo cabe recalcar que, para mí, lo importante de una antología es disfrutar la forma tan particular de escribir de cada uno de los invitados, además de las ideas tan creativas que cada uno crea sobre el tema a exponer, y este es un claro ejemplo de la diversidad que tenemos en el país.
Ah, cuánto extraño aquellos primeros días de caos extremo, cuando nacimos y fuimos echados al mundo sin la noción de lo que éramos. […] Tiempos de un carnaval funesto, donde la fiesta no acababa, donde no importaba ya el trabajo ni la posición social. Un zombi es el principio posible de la igualdad: sin parámetros de belleza, sin pretensiones, sin ambiciones, sin el sentido de pertenencia o individualidad.
Conclusión

Ya sea como una crítica a nuestra sociedad o como una historia fantástica, cualquiera de estas historias remueve sentimientos, mente y entrañas, Festín de Muertos es, nunca mejor dicho, la gran apropiación mexicana de los zombis que he tenido el placer de leer.

Además, pienso que si eres amante de los zombis, y no estás encasillado en lo clásico, te gustará conocer esta otra cara de estas criaturas.
No es el primer libro que leo de zombis, pero es uno de los primeros que más me ha emocionado con este tema :D A pesar de que hubo algunos relatos que no me fascinaron tanto como otros, han hecho que me interesa un poquito más y abra mi mente a otras historias :) 
*Gracias a Editorial Océano por el libro :)
¡Gracias a ustedes por leerme! :D

2 comentarios:

  1. Casi no he leído este tipo de libros y el que leí no me gusto mucho, pero este me llama la atención y como son varias historias... espero conseguírmelo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero este libro!!!
    No solo porque hay un relato de Carlos (soy fanse gracias a ti)
    Me llama la atención el como autores mexicanos plasmaron el suceso zombie, claro con ese sazón que caracteriza el país y su gente.
    Además el precio es muy accesible :3
    Muy buen reseña, saludos!!

    ResponderEliminar

De antemano te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link de cualquier tipo o quieres que pase a visitar tu blog, agradecería que enviaras el link al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme. :)