martes, 10 de marzo de 2020

Reseña: "Cuaderno de arte moderno" de Mary Richards


Didáctico

Autor: Mary Richards


Traductor: Carles Miró

ISBN: 9788499795522

Nº de páginas: 112

Disponible en México

Este Cuaderno de arte moderno no es un libro de arte corriente, así que coge lápices y bolis y da rienda suelta a tu creatividad en compañía de algunos de los grandes artistas modernos de fama mundial. Recorre las páginas de este cuaderno tan especial haciendo apuntes, esbozos y dibujos de todo tipo, ¡como a ti te parezca!

Entre los artistas que vas a encontrar están Louise Bourgeois, Marcel Duchamp, René Magritte, Pablo Picasso, Frida Kahlo, Andy Warhol y Damien Hirst.

Texto de Mary Richards, traducción de Carles Miró.
Kusama Yayoi
En la universidad muchas personas de mi rama pensábamos en el arte moderno como una bendición y una maldición por igual.

En lo personal, pienso en el arte moderno como el mejor pretexto, y a la vez razón, para decir que cualquiera puede ser artista.

Para mí el significado del arte es de quien lo hace y no de quien lo ve, a pesar de que, quien lo ve, lo resignifica y lo vuelve suyo.

Es decir, el arte tiene una estética y un mensaje que puede cambiar de persona a persona. Sin embargo, el arte moderno lleva este pensamiento a la “(n) enésima potencia”.

"Las dos fridas".  Frida Kahlo
Existen muy pocos artistas de esta tendencia estética que me agraden. La mayoría fueron críticos de la visión de la sociedad contemporánea y otros buscaban entenderse a sí mismos; pero todos, mediante su propia expresión, dieron de qué hablar.

El libro trae a la mesa muchos nombres importantes que ayudan a que, quien lo tiene, se dé cuenta de que cualquier puede comenzar a expresarse y existen diferentes maneras de hacerlo.

Está Picasso, que buscaba segregar un todo y re-ordenarlo a su manera de pensar; Frida Kahlo, que más que ser entendida buscaba entenderse así misma; Cindy Sherman, que criticaba las primeras impresiones y los clichés; o Kusama Yayoi, que sacó de lo malo lo mejor.

Aunque, a mi parecer hicieron falta algunos nombres...

"Numero 8". Jackson Pollock
Por ejemplo Jackson Pollock, quien hacía expresionismo abstracto mediante gotas de pintura con lienzos en el suelo. ¿A alguien le suena haber visto vídeos de gente con botes de pintura que gotean y chorrean lienzos, y luego salen noticias donde se comenta les darán una beca para estudiar artes? Bueno, pues Pollock ya lo había hecho así que no le veo lo sorprendente...

¿Qué pretendía expresar la última parte esta etapa del arte? Que el arte es para todo aquel que le quiera dar una oportunidad y que lo único que debe importar es que haya un público dispuesto a admirarlo, examinarlo y resignificarlo, aún si se trata únicamente de su creador. Aún si para muchos puede parecer una tontería o a muchos no les agrade estéticamente, siempre habrá alguien que lo admire y lo resignifique, diciendo que “lo entiende”.
"La fuente". Marcel Duchamp

Duchamp y Warhol fueron unos de los principales críticos de la tendencia al “cualquiera puede hacer arte” y lo expresaron a su modo, pero muchos lo tomaron como una verdad y no como la ironía que representaban.

Sin embargo, a pesar de que no me agradan muchos de los movimientos artísticos del arte moderno, entiendo por qué muchos se acercan al arte de esta manera, ya que parece una forma sencilla de adentrarse antes de buscar algo más complejo de crear. E incluso existen obras que se sienten instintivas, primitivas, lógicas y que nos parecen fáciles de recrear, lo que nos da un sentido de seguridad a la hora comenzar a dibujar o crear ideas plásticas.

Andy Warhol
¿Han escuchado la frase “mi sobrino pinta mejor”? Expresar ideas es parte del ser humano, y el dibujo y el arte plástico es un buen soporte para hacerlo. ¿Por qué no comenzar por algo que no nos intimida? Por algo que nos dice “acércate, inténtalo, es sencillo, cualquiera puede hacer arte”.

Bueno, este libro lo hace y te invita a cooperar con tus propias ideas en sus páginas mediante preguntas y ejercicios. Creo que como un ejercicio introductorio hacia el dibujo es muy bueno; lo malo es estancarse aquí y pensar que no se puede mejorar.

Sin duda este libro puede quitarle el miedo a cualquiera que quiera comenzar en las artes plásticas.

*P.d. Me sorprende que lo mencionaran pero no colocaran la imagen del tiburón de Hirst. Que, bueno, a decir verdad yo estoy en contra de dañar animales con fines "artísticos" o de "entretenimiento" y precisamente él buscó polémica con eso.

¡Ay, el arte!
Pero recuerda que no hay respuestas acertadas ni equivocadas [...]
Conclusión

A veces comenzar a dibujar da miedo. Impone el ver a tantos artistas cuya técnica es tan refinada como su teoría; pero este libro nos ayuda a emprender el camino hacia nuestra propia expresión, dándonos como ejemplo nombres y trabajos de varios de los artistas de una tendencia que fue y sigue siendo polémica para algunos.

Es una buena herramienta para comenzar.
*Gracias a Editorial Océano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

2 comentarios:

  1. Pues no me termina de llamar mucho la verdad a pesar de ponerlo bien. No es mi estilo yo creo.
    besos y gracias por la reseña de todos modos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Holo!

    Oye que libro más bonito...debí haberlo pedido raios >:v
    Creo que es bueno para biblioteca de cualquier creativo :p

    ¡Saludines!

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión y regresar el comentario posteriormente ;) Si me sigues, dímelo y nos seguiremos mutuamente :D ¡Saludos!