lunes, 13 de abril de 2020

Reseña: "Silencios" de A. G. Howard


Autoconclusivo

Autor: A.G. Howard


Traductor: Andrea Quesada

ISBN: 9788417525415

Nº de páginas: 576

Disponible en México

Los cuentos de hadas nunca habían sido tan oscuros.

Lyra, la princesa de Eldoria, la Tierra del Día, es una joven incapaz de comunicarse y de emitir sonidos, pero, según una antigua profecía, está llamada a casarse con el príncipe Vesper, el heredero de la Tierra de la Noche, para salvarlo de una muerte horrible y unir ambos reinos. Sin embargo, su malvada tía Griselda quiere que sea su hija quien contraiga matrimonio con el príncipe, por lo que expulsa a Lyra de Eldoria para que nadie la encuentre jamás.

Pero cuando una bruja da con la joven y descubre que Lyra es la verdadera princesa, decide borrarle los recuerdos con la esperanza de protegerla hasta que esté preparada para enfrentarse a sus enemigos. Para recuperar su derecho al trono, salvar al príncipe y sellar la paz con la Tierra de la Noche, Lyra deberá encontrar su propia voz.
Como se menciona en la sinopsis, Lyra es la princesa de la Tierra del Día, un lugar donde la luna y la noche son desconocidas desde hace muchos años pues el sol lo único que brilla en este lugar. Sin embargo, Lyra ha nacido con características particulares que la hacen parecer una habitante más de la Tierra de la Noche.

Entre sus aspectos, Lyra tiene una piel extremadamente sensible al sol y el Rey, en un intento de ayudar a su hija, decide que acabará con la enemistad que tienen con la Tierra de la Noche mediante una alianza.

El pacto se hace y Lyra se casará con el príncipe de esta Tierra; pero hay alguien que no está contenta con su posición en la corte, la hermana del rey, Griselda, y cuando este muere antes de que se lleve a cabo el pacto, la ambiciosa tía de la princesa decide tomar las riendas de su futuro y el de sus hijas a costa del bienestar de la princesa a la que siempre ha odiado.

No obstante, la historia es más oscura de lo que deja entrever la sinopsis.
Sabrás quién es por su voz.
Es el primer libro de A.G. Howard que leo, así que luego de escuchar grandes comentarios sobre esta autora estaba emocionada por empezar esta novela. Y al ser autoconclusiva supe que no tendría que esperar por una continuación, lo cual me animó aún más.

Me encontré con un mundo que me encantó. Ya mis amigas me habían dicho que a la autora le gusta crear mundos torcidos y oscuros, y este tipo de mundos son mis favoritos. Jo, jo.

Dicho mundo está dividido en dos. Uno arriba, donde solo brilla el sol, y el otro abajo, donde reina la luna. Ambos tienen sus propias criaturas y sus propias leyes naturales debido a la ausencia de los astros. Aunque había cosas que carecían un poco de razón en su propia lógica pero intenté obviarlas.

En la Tierra del Día, el sol recorre el cielo de un lado al otro, obligando a sus ciudadanos a tener horas de sueño a pesar de la luz, de lo contrario se volverían locos. Y en la Tierra de la Noche existe contrabando de luz solar, la cual permite que crezcan alimentos y que la gente pueda tomar la luz que necesita. 

Además hay una tierra media, aquella que se debe que cruzar para llegar a cualquiera de los dos reinos y que está plagada de seres espeluznantes y peligrosos, así como de personas o seres fantásticos perjudiciales a su manera, como ladrones o asesinos.

Todo esto hace del mundo de esta novela algo muy atractivo y curioso. La autora no escatima al darnos detalles sobre el lugar al que nos hemos ido a meter con su novela y esto es algo que le da sabor a la lectura.

Sin embargo, la situación con la trama me resultó diferente…

Comenzamos con lo que, a mi parecer, es una introducción exageradamente larga; es decir, aproximadamente durante 150 páginas nos enteramos de cómo es la vida de Lyra desde que nace: conocemos su vida en el castillo, cómo es su padre, cómo se lleva acabo el pacto entre Tierras, la forma de ser de su tía y sus primas, cómo es la vida en la Tierra del Día, etc…

Hubiera preferido que todo esto nos lo contaran en la marcha y la historia comenzara en la segunda parte de la novela. Realmente me costó mucho iniciar y la primera parte devela demasiado sobre lo que va a ocurrir.

Y desgraciadamente, para mí, Lyra no es una gran protagonista. Puedo decir que me encantaron otros personajes, de hecho algunos se volvieron mis favoritos debido a que sus trasfondos tienen mucho peso en la trama y me parecieron mucho más interesantes que el papel que debe desempeñar la protagonista.

Por ejemplo la tía de Lyra, Griselda, cuya actitud contra la protagonista tiene un origen y cuya maldad no tiene límites, lo que la vuelve odiosa pero imponente; Luce, un sílfide atado a la tierra debido a un error que cometió; Quemador, una criatura única y orgullosa, con carácter; o Crony, una bruja de aspecto atemorizante que tiene un papel fundamental; o la señora Penumbra que... no les diré quién es.
¡Muajaja! *Inserte risa malvada*

Sin duda todos ellos tuvieron papeles interesantes e importantes, pero tanto Lyra como el príncipe Vesper me resultaron personajes aburridos y predecibles

Además, hay una profecía por ahí que no deja mucho espacio a las sorpresas dentro de la propia historia, por lo que la trama me resultó larga y obvia.

Hubo muchas ocasiones en las que sentí que el libro tenía paja y las partes donde veíamos a la tía de Lyra exponiendo su parte de historia eran las que me invitaban a continuar leyendo.

Podría decirse que llegó un punto en el que me planteé que sería interesante que la historia fuera de Griselda.

Por otro lado, Lyra es representada de mil maneras diferentes: en un momento es delicada y llorona, y al otro valiente y severa. Pero nunca somos realmente testigos del crecimiento del personaje. 

Se sentía como una protagonista llena de extremos, voluble. Entiendo que la autora buscaba brindarle un equilibrio, mencionar que era un personaje dulce pero valiente y justo; sin embargo, no pude percibir coherencia en su actitud.

Y luego está Vesper, del cual no puedo hablar demasiado porque sería revelar su parte en la trama y obviamente no voy a hacer eso, pero sí puedo decirles que, aunque me agradó más que Lyra y tenía el potencial para ser algo mejor, la verdad es que su papel está relegado a una sola tarea.

Sin mencionar que existen varios clichés que me hubiera gustado que se obviaran, pero al ser un retelling no me sorprende demasiado encontrarme estos tópicos. Que, por cierto, según entendí es un retelling de “La princesa y el guisante” de Hans Christian Andersen, pero yo vi muchas referencias a otros cuentos clásicos (que no mencionaré para no dar pistas sobre lo que pasa), y lo de “La princesa y el guisante” tiene una mínima mención.

Así que podría decirse que amé el mundo que creó la autora, pero la historia no me gustó mucho y sentí que los personajes principales no terminaron de agradarme; al menos no tanto como los secundarios.

Es una pena porque realmente disfruté del mundo que rodeaba a los personajes, me encantó la atmósfera oscura que creó A. G. Howard y me gustaría haber encontrado estos elementos en otro tipo de trama, pero creo que la autora se extendió en una historia obvia, repetitiva y con personajes principales que no acabaron de encajar en mis gustos.

A pesar de lo que acabo de mencionar me parece que la autora tiene buenas ideas. De hecho, me gustaría mencionar que tiene una moraleja sobre la arrogancia y un mensaje sobre la humildad y el reconocer que necesitamos de otros para avanzar. Todos tenemos un valor importante y, aunque podemos crear fortaleza por nuestra mano, también es bueno tener una o varias manos amigas.
Menuda tontería arrogante. ¿Es que no lo ves? Es necesario ser mucho más fuerte para tener un poco de humildad y aprender de la sabiduría de otro que para lanzarte hacia lo desconocido sin agarrar la mano que se te está ofreciendo.
Pero personalmente hubiera preferido un libro mucho más breve para el tipo de trama que tiene y personajes principales distintos. Es decir, lo pude leer y disfruté algunas partes, pero no fue lo que esperaba de una escritora que he visto que muchos recomiendan.

Como dije, tengo ganas de leer algo original de la autora. Creo que la mayoría de sus sagas son retellings pero yo quiero leer algo propio. ¿Sugerencias de sus fans? Recuerden, no retellings.
Hay consecuencias para todo lo que hacemos.
Conclusión

Una historia que destaca por las descripciones de su mundo y sus seres oscuros, así como por la maldad de la antagonista; pero hubiera preferido una novela breve o cuya trama fuera llevada de otra manera, de tal modo que no se nos revelara todo desde el comienzo, lo cual desembocó en un final predecible.

Aun así espero volver a leer a esta autora, de preferencia algo original y no un retelling.

*Gracias a Editorial Océano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

2 comentarios:

  1. Pues por la portada he pensado que pertenecia a la saga susurros, se parece mucho. La tengo super pendiente esa jajajaj de este no habia oido hablar. Me lo apunto :)
    besos^^

    ResponderEliminar
  2. Hum, qué mal, tenía buena pinta por ese toque oscuro, pero no sé yo si tiene mucha lógica un mundo en el que siempre es de día o siempre de noche. Además, que la trama sea previsible me echa para atrás. Coincido contigo en que me gustaría que la autora sacara algo propio.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión y regresar el comentario posteriormente ;) Si me sigues, dímelo y nos seguiremos mutuamente :D ¡Saludos!