miércoles, 28 de junio de 2017

Reseña: "Sólo es un piropo" de Maria Stoian


Autoconclusivo

Autor: Maria Stoian


ISBN: 9786075272184

Nº de páginas: 100

Disponible en México

Después de recopilar por medio de entrevistas en línea testimonios de víctimas de acoso sexual, Maria Stoian ilustró veinte relatos que denuncian los abusos más
normalizados en la sociedad. Piropos, miradas lascivas y manoseos son algunas de las situaciones reveladas en estos crudos relatos que logran transmitir el complejo
entramado de emociones de quienes han padecido este tipo de violencia.

No me gustan mucho este tipo de libros… Voy a explicarme. Son muy buenos como denuncia, eso sin duda. Pero cuando veo lo horrible que es este mundo, además de tener que verlo en mi día a día, me cuesta mucho tener que leer al respecto.

No sé si me estoy explicando bien.

El libro llegó a mis manos sin que yo hubiera pensado adquirirlo. De cualquier manera, me alegra que llegara, pero no por eso me sentí mejor al tener que echarle un vistazo.

Voy a dejar en claro una cosa. No soy de las personas que cree que dejando de mirar algo, piensa que ha desaparecido. Sé bien que el acoso, el maltrato y otros muchos males en este mundo existen aún si no los estoy presenciando o pensando en ellos.

Pero saber de todo esto resulta en una impotencia horrible, más aún al conocer historias como las que se plasman en estas páginas. No querer hacer tomar justicia por mano propia es inevitable, sobre todo teniendo en cuenta que la “justicia” que se maneja en muchos países tiende a no dar el suficiente apoyo a la víctima.

Una de las denuncias del libro (y algo que voy a resaltar y que lo aplaudo) es que se incluyen también historias de acoso que han sufrido hombres.

Cualquiera puede ser acosado y agredido.

Mucha gente piensa que el acoso ocurre únicamente hacia las mujeres, pero siendo yo una mujer con un hermano y amigos del género masculino, me ha tocado presenciar situaciones incomodas hacia algunos de ellos.

He visto muchas mujeres se aprovechan de las leyes que las respaldan para acosar o incluso maltratar a otros hombres para, posteriormente hacerse ellas las víctimas. Sí, hay mujeres malas que acosan hombres y buscan intimidarlos porque saben que la sociedad (ignorante como es) se burlará de ellos por no ser “bastante hombres”.

He presenciado situaciones donde los hombres son insultados y hasta agredidos físicamente por mujeres y la sociedad lo único que hace es reírse de ellos. Y aun que hoy en día creemos que el acoso a las mujeres es mayor que a los hombres, la realidad es que muchos de los hombres que son acosados y maltratados por sus parejas no suelen denunciarlo por vergüenza a como los verán.

Vivimos en una sociedad donde, ante una situación de acoso, nadie hace nada. Y esto es algo que se comenta en varios relatos de este libro. Relatos reales de personas que sufrieron situaciones de este tipo en diferentes entornos y a diferentes edades, sin saber a quien recurrir; sin hablar, sufriendo vergüenza ante la idea de ser señalados; sin un apoyo en el qué confiar, pues algunos, incluso, fueron agredidos por las personas en las que confiaron.

Me agrada ver que la autora deja claro que otra de sus denuncias es que la sociedad también es culpable de cruzarse de brazos y de culpar a las víctimas.

Las personas que presenciamos este tipo de injusticias y nos quedamos de brazos cruzados somos tan culpables como las personas que agraden a la víctimas.

Nadie tiene derecho de agredir a otros de ninguna forma, sin importar dónde se encuentren, como visten, o como lucen. Pensar que alguien fue agredido gracias a esto, es un grave error.

Y por supuesto que los testimonios que la autora recogió no son únicamente de agresiones a personas adultas, también ha niños…

Esto no lo menciona en el libro, pero, ¿sabían que México es el país numero uno de acoso y agresión sexual a menores?

Sin duda este es un libro que tiene mucho que contar mediante el ejemplo. Aún hay mucha gente que no cree que un niño puede ser agredido, que no cree que un hombre puede ser violado, que no cree que una mujer debe sentirse indignada porque un hombre le de un “piropo”, que debe olvidarlo como si fuera cualquier cosa; esas personas necesitan abrir los ojos.

Al final, la autora nos comenta que por supuesto hay maneras de apoyar a las víctimas; y esto es una parte importante, pues muchas veces las personas no saben cómo apoyar a una persona que les cuenta algo tan personal y fuerte.

Y bueno… ya lo ven, me pongo un poquito intensa con estos temas, pero es bueno ver que hay libros que se esfuerzan por sacar a la luz situaciones que la sociedad da por hecho como comunes (y simplemente con eso las justifican) y a las que les da la espalda simplemente porque no les ha ocurrido a ellos.

Respecto al estilo de ilustración de la autora, no me agrada tanto; pero supo comunicar el mensaje en cada uno de los relatos y eso lo destaca mucho. Creo que es un libro importante que podría leerse en familia para educar a los jóvenes al respecto, mejorando la sociedad desde la casa.



Conclusión

Un libro pequeño, pero con un mensaje fuerte, lleno de los sentimientos de las víctimas que, al compartirlos, buscan abrir los ojos de quien cree, erróneamente, que el acoso es algo que hay que tolerar. Un libro creado mediante testimonios crudos que denuncian no solo el abuso que han sufrido por parte de los victimarios, también la indiferencia de la sociedad.

*Gracias a Editorial Océano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

3 comentarios:

  1. Me encanta este libro, se ve increíble y me fascina que se estén publicando libros con un mensaje directo *-*
    Un abrazo,
    Montse :D
    losmillibros.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  2. ¡HOLO!

    Tu sabes que opino de este tema así que no entraré en ello, pero me ENCANTA que se le de voz también a los hombres porque tienes toda la razón del mundo, se ha hecho tanto hincapié en la violencia hacia la mujer que las víctimas masculinas pasan desapercibidas, veré con mejores ojos este libro que también le da voz a ellos y no solo a ellas. ¡Bravo!


    *estrujamiento*

    ResponderEliminar
  3. Coincido contigo, tampoco es el tipo de libros que suelo leer principalmente por la razón que comentas asi que por eso leo fantasía, la verdad es que ha sido una lectura que me ha sorprendido, ya que como dices se puede ver todo tipo de maltratos y abusos no necesariamente solo a las mujeres, creo que aunque es una lectura cruda puede ser de ayuda para otras personas.

    ResponderEliminar

De antemano te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link de cualquier tipo o quieres que pase a visitar tu blog, agradecería que enviaras el link al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme. :)