lunes, 24 de julio de 2017

Reseña: "Cleo" de Sassafras De Bruyn

Título: Cleo / Cleo

Libro infantil

Autor: Sassafras de Bruyn

Editorial: Ediciones Urano / Uranito

ISBN: 978-84-16715-36-7

Nº de páginas: 32

Disponible en México

Cleo está triste. Siempre tiene que ir deprisa para tomar el bus, y en el colegio muchas veces se siente sola. Por eso, va en busca de un lugar distinto, un lugar en el que vence a monstruos marinos y en el que las nubes saben a nata. Solo su gato puede acompañarla o eso es lo que Cleo cree. 

En este libro, el primero de la autora, la protagonista de la historia no tiene una vida feliz. Le es difícil integrarse en el colegio, hacer amigos y cumplir con las reglas sociales. Estas dificultades están expresadas en la historia, sobre todo a través de las imágenes, mediante los diferentes escenarios representados y mediante los cambios de colores, que van de la mano de los cambios anímicos que atraviesa Cleo.
Como siempre me ocurre con los libros infantiles que quiero leer, este lo escogí por las ilustraciones. Vean la portada. ¡Díganme si no es preciosa!

Pues el resto de las ilustraciones son igual de admirables, y no hacen más que reforzar el mensaje del libro.

Como ya leyeron en la sinopsis, Cleo es una niña solitaria, cansada de los momentos comunes de la vida. Ir a la escuela, volver a casa, estudiar, etc… Ella quiere más que eso en su vida. Quiere divertirse, pero no congenia con los juegos que practican los niños de su edad.

Lo que la historia de Cleo nos enseña es que, muchas veces, en un mundo donde todos parecen ser felices haciendo lo mismo que las personas a su alrededor, existen otras personas que piensan diferente y esto puede llevarlas a pensar que están solas.

A veces puedes sentir que no encajas.

En el caso de Cleo, sus gustos y sus pensamientos, que son diferentes a los de los otros niños, la apartan de ellos.

Muchas veces las personas que se sienten aisladas tienen dos opciones: siguen amando lo que les gusta hacer a pesar de sentirse solos o se unen al resto de las personas.

Pocos son los valientes que se atreven a ser ellos mismos, a luchar por lo que creen y por lo que les gusta. Como Cleo.

De esta forma, siendo fiel a ella misma, es que durante el transcurso de la lectura Cleo descubre que no está sola.

Así, la historia nos recuerda que siempre, en algún lugar, habrá personas que piensen como nosotros y terminen con la brecha de soledad que creíamos haber creado gracias a ser diferentes, rompiendo con la soledad que llegamos a sentir. Y que, por supuesto, ser valientes hasta seguir nuestros sueños siempre trae recompensas.

Como ven la historia es pequeña y el mensaje es muy conciso, pero puedo decir que la forma en que está relatado y las imágenes que acompañan al texto ayudarán mucho a los pequeños a comprender y a disfrutar de la historia.

Como siempre, cuando se trata de libros infantiles, quiero recortarles que el tener una retroalimentación de las historias que leen los peques es importante. 

Y por supuesto que las historias infantiles están llenas de lecciones, pero este fue el que me pareció más importante.

Lo único que puede comentar que no me encantó, fue que en algunas páginas el texto es un poquito difícil de leer. Pero es todo lo "malo".
-¿Qué tienes ahí? -pregunta un niño entre los troncos.
-¡ESTRELLAS! -le respondo-. Las recojo de los árboles
y las guardo bien porque me traen suerte.
Conclusión

Una historia hermosa y concisa que enseña a los niños que deben luchar por lo que les gusta y por ser ellos mismos; que, a veces, es normal sentirse solo o que no encajas, pero siempre habrá otros con los cuales compartir gustos, pensamientos y sentimientos. Pensar diferente es bueno y luchar por lo que crees es mejor.

*Gracias Ediciones Urano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)