lunes, 8 de abril de 2019

Reseña: "Saltaré las olas" de Elena Castillo Castro


Autoconclusivo

Autor: Elena Castillo Castro


ISBN: 9788416327492

Nº de páginas: 288

Disponible en México

Imogen necesita alejarse de la persona que ha roto su corazón y de una familia que piensa que no es capaz de cuidarse por sí sola, desea comenzar de cero. El problema es que no sabe cómo hacerlo porque se ha dado cuenta de que en verdad no se conoce a sí misma.

Por ello, su mejor amiga lo organizará todo para llevarla consigo hasta Irlanda, donde le espera su primer puesto de trabajo en una residencia clínica como enfermera y una habitación de alquiler en una preciosa cottage a los pies de los acantilados de Howth, que compartirá con un joven pescador.

Nadie en el pueblo esperaba que Liam regresara después de tanto tiempo, pero él también se sorprende cuando al llegar se encuentra con que su familia ha metido a una inquilina en su casa.
Mientras Imogen irá descubriéndose poco a poco con su “lista de nuevas experiencias”, su misterioso compañero de casa se volcará en ayudarla a conseguir todos sus retos, terminando por poner a prueba los sentimientos de su corazón.

Tres pacientes con mucho que aportar, un club de lectura con algo de magia y una amistad inquebrantable, enseñarán a Imogen que en la vida solo hay que saltar las olas.

La razón por la que me animé a leer esta novela, es porque la primera novela que leí de la autora me fascinó. Aquella novela fue “Soundtrack. La banda sonora de nuestras vidas.”

Recuerdo que leí aquel libro muy rápido, además, me hizo subir y bajar en emociones. ¡Fue precioso! Así que cuando supe que tenía la oportunidad de leer otro libro de la autora, no lo pensé dos veces.

En este libro conocemos a Imogen, una mujer que, luego de una ruptura en una relación que la mantenía dependiendo de su pareja, decide que debe aprender a independizarse y que tiene que darse una oportunidad para vivir por sí misma. Aprender a conocerse.

De esta manera, y con ayuda de su mejor amiga, termina viviendo en Irlanda junto a un pescador llamado Liam, el cual, como todos en esta vida, tiene su propia historia.
La vida nos pesa a todos siempre, sobrevive quien sabe soltar lastre.
Voy a contarles algo que no creí que me pasaría con esta novela: el principio me pareció muy lento y un poco cansado. De hecho la dejé unos días antes de retomarla.

Ustedes saben que no soy fanática de los libros cien por ciento románticos y, aunque “Saltaré las olas” tiene mensajes muy importantes, sentí que destacó mucho el romance y el amor (o desamor).

No me malinterpreten, amo el drama tanto como amo la comedia, el problema es que la línea de emociones de la novela era fija y continua. De hecho, me atrevería a decir que el drama comenzó a remover la trama hasta que conocí el trasfondo completo de Liam.

Pero tengo claro que esto, en particular, es una opinión personal, así que prefiero hablar de sus mensajes.

Imogen y Liam son muy parecidos y muy diferentes a la vez. Estas diferencias los complementan y ayudan, por lo que es claro que se necesitan el uno al otro para superar lo que llevan sobre sus hombros; pero también hay cierta tensión entre ambos que va más allá de la amistad y el apoyo, lo cual es bastante evidente para el lector desde el comienzo.
Me alegro de ser una fuente inagotable de experiencias nuevas en tu vida.
Esto, por supuesto, hace mella en los mensajes de la novela. Por ejemplo, con cada paso que Imogen da, podemos ver que es una mujer independiente y fuerte, pero ella no parece notarlo en un principio.

Esto es algo que es importante mencionar y me gusta que la autora lo sacara a relucir, pues muchas veces nosotros no vemos el potencial que tenemos como individuos. Estoy segura de que algunos lectores podrán sentirse identificados con esta parte.
Llega un día que paras, lo ves todo desde fuera y te gusta lo que ves.
Otro de los mensajes que encontré fue lo que representa el ser un pilar para los demás, para los que amas y/o te necesitan, y esto no es nada sencillo. Muchas veces ser el apoyo de otro en algo tan complicado, mientras que al mismo tiempo intentas salir de un agujero personal, es lo más difícil de hacer. Se requiere mucha fuerza y valor.

Y con esto último no me refiero en exclusivo a Liam; de hecho existen otros muchos personajes interesantes que son pieza clave en esta situación. Y bien dicen que el amor lo puede todo.

Al final, aunque no disfruté mucho del romance tan obvio en la trama, Elena ha demostrado que tiene muchos mensajes que compartir, y estoy queriendo leer más de estos mensajes en más de sus novelas.
La vida puede empezar una y otra vez, incluso hoy, aunque duela.
Conclusión

Esta novela deja claro que el amor (por ti mismo y/o por otros) puede ayudarte a descubrir parte de ti que no conocías; que puede darte la fuerza que crees no tener, y de esta manera superarte a ti mismo y/o ayudar a quien lo necesite.

Lo dije hace tiempo y lo vuelvo a decir: ¡quiero leer más de Elena Castillo Castro!
¿Qué opinan, les gustaría leerlo? 
¿Han leído más novelas de la autora?

*Gracias a Ediciones Urano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

1 comentario:

  1. Pues cuando salió el libro me llamo mucho la atención, la portada es muy bonita y la trama me atraía un poco, luego ya empecé a leer reseñas donde no lo pintaban tan bien y termine por dejarlo de lado.
    Creo que sí llego a tener la oportunidad de leerlo no lo dejaré pasar, pero al menos ahorita ya no está entre mis pendientes.
    Te mando un saludo Iris

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión y regresar el comentario posteriormente ;) Si me sigues, dímelo y nos seguiremos mutuamente :D ¡Saludos!