martes, 29 de octubre de 2019

Reseña: "Consumidores de pesadillas" de Alfonso Orejel


Autoconclusivo (?)

Autor: Alfonso Orejel


ISBN:  9786073182416

Nº de páginas: 192

Disponible en México

Las pesadillas son más aterradoras cuando abrimos los ojos.

Cinco jóvenes descubren una puerta hacia un mundo poblado de criaturas perturbadoras, pero aterradoramente atractivas y adictivas. Esas tétricas experiencias que vivirán los dejarán con ganas de regresar al portal todos los días por una nueva dosis. Pero hasta el miedo en exceso es peligroso. Cuando la vida no hace más que darnos una falsa felicidad, necesitamos que algo nos sacuda, nos inyecte adrenalina y nos haga recordar que a veces estamos vivos por pura suerte.

Cuando escuché de este libro en las noticias de la Quedad bloguera literaria, me quedé con muchas ganas de leerlo. El libro, si no mal recuerdo, se publicó hace como un mes, pero yo no había podido adquirirlo hasta ahora, así que decidí que lo reseñaría para el mes del terror.

Nos encontramos con un grupo de chicos mexicanos -Aldo, Brandon, Hugo, Felicia e Iris (¡jo!)-, cuya amistad se basa en algo que todos desean: disfrutar del sentimiento de terror que les produce el peligro. Esto porque, según ellos, el miedo los lleva a sentirse vivos, a salir de la rutina, a dejar por un momento sus propias vidas en este mundo.

Uno de ellos encuentra esta especie de portal el cual, al atravesarlo y escoger una de las puertas que se encuentran ahí, lo lleva a vivir en carne propia el horror de una mutilación; pero todo eso termina cuando vuelve a cruzar hacia “el mundo real”.

Para él es una experiencia fantástica, terrorífica e ilusoria, pero es lo suficientemente horrible como para contar a sus amigos lo que sufrió, invitándolos a vivir más de estas escenas, las cuales se extienden a lo largo del libro y nos permiten conocer un poco sobre lo que atormenta a los protagonistas, así como lo que consideran horrible o doloroso.
-Creo que todos nos hicimos adictos a las pesadillas.
Por la sinopsis, creí que me encontraría con un libro de terror de monstruos, y a pesar de que existen ciertas criaturas que me resultaron repulsivas, no sentí el terror de este mundo.

¿Qué tema trata el libro? Me aventuraría a decir que es un libro que critica a la sociedad mexicana. La frase “Las pesadillas son más aterradoras cuando abrimos los ojos”, que nos recibe en la sinopsis, tiene mucho peso en la novela.

Como ejemplo puedo decir que ocurre una cosa que, aunque envuelve a todos los personajes, los lleva a tratar la situación de distintas maneras según su forma de vivir; es decir, esto se relaciona a que cada uno de ellos proviene de un grupo socioeconómico diferente, por lo tanto su manera de actuar y pensar es muy diversa la una de la otra.

No obstante, la crítica que se hace y de la que hablo se retrata gracias a la dinámica que tienen los personajes con este mundo terrorífico.

Como dije antes, creí que se trataría de una novela de terror y aunque existe atisbo de terror psicológico gracias al mensaje que busca dar a conocer la novela, la realidad es que ese terror psicológico se ve opacado en varias ocasiones por el gore.

La novela está llena de escenas sangrientas y viscerales (nunca mejor dicho), que están muy bien descritas por el autor. Y aunque escenas como estas producen asco y cierta impresión, no te acercan al terror que te podría dar el mensaje de la novela.

Es una situación extraña con la que me enfrente al momento de leerla.

Otra situación rara con la que me enfrente, es que los personajes de la novela son muy malhablados y su forma de expresarse en ocasiones es bastante limitada, pero lo relaciono a que son jóvenes que viven en la capital que se pasean por barrios peligrosos y probablemente no buscan mejorar su lenguaje.

Y con esto quiero señalar que la situación trajo contratiempos a la hora de leer algunos diálogos. Dado que todos se expresan igual y su forma de pensar respecto a un tema es a parecida, había ocasiones en las que no sabía quién estaba hablando pues el autor no indicaba quién era la persona en turno de un grupo de cuatro o cinco personas y esto me generaba confusión.

Terminé preguntándome si era otra forma de criticar al país y como no existe una singularidad en el individuo de México debido a querer pertenecer o seguir a un grupo sin pensar si eso te conviene o no. Es decir, adoptar su forma de pensar y hasta su forma de expresarse con tal de ser aceptado en el grupo aunque esto nos perjudique.


De hecho, durante el transcurso del libro también se hacía alusión a la corrupción, la falta de empleo, el machismo marcado, la pobreza, la prepotencia, el gobierno poco preparado… Cosas que, desgraciadamente nos catalogan ante otros países como uno de los más peligrosos. Y, evidentemente, esto inicia con nuestra educación infantil y juvenil.

También puede ser que el autor solo quería hacer un libro de terror y ya, y yo solamente me estoy volviendo loca tratando de encontrarle más significados de los que debo. ¡Jajaja!
-No puedes negar que dentro de ti hay cierta fascinación por la oscuridad.
Conclusión

Entre escenas grotescas, secretos duros, injusticias y aventura, sobresalió un mensaje que va más allá de sentir terror por un mundo fantástico y oscuro.

No sentí terror pues el gore perduró por sobre el terror psicológico que, creo, quería mostrar la novela; pero el autor supo cómo ambientar esas escenas, brindándole realismo a los momentos que pasaron lo protagonistas en aquel mundo turbio.

Además, desde mi punto de vista, hay pequeñas críticas a nuestra sociedad que, sin duda te hacen ver que la realidad es lo que realmente aterra.


Fue un libro extraño pero interesante. ¿Qué opinan, lo leerían?

¡Gracias, Lector, por leerme! ❤️

3 comentarios:

  1. Gracias por señalar que los "capitalinos" hablamos como idiotas :´v Pero a ver, me pasaste frases de este libro y no, nadie habla así, pero los autores se esfuerzan en hacer esos acentos todos nacos para ser...¿chistoso? ¿Empáticos? No sé, pero es ofensivo. Uno intentando ser educado y estos babosos vienen a tirar mi esfuerzo, por eso nunca voy al interior de la república (no es falta de dinero...¿Quién dijo eso?) es para que nadie me haga el feo por ser de CDMX :´B

    Pero, volviendo a la novela...Pues me agrada que tenga Gore pero si no es de terror...¿Así que chiste? :v

    Por cierto...nunca olvidaré lo de la dip wib :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La dio wib :v xD Jajajaja. Ya sé, me imagino que lo hacen a propósito porque también sé que hay mucha gente allá que no se expresa así. No sé si lo hacen a bien o a mal o solo para "recalcar" que la historia es de ahí, ¿sabes? xD Sinceramente no veo la necesidad. Pero bueno xD No me odies, solo es mi opinión xD

      Eliminar
  2. Anda, qué curioso todos los mensajes que extraes del libro, puede que no fuera lo que quería transmitir el autor, pero si te ha aportado eso, mejor que mejor. Buah, yo con los libros de terror no puedo, pero los que son gore, peor aún. Y qué curioso lo del lenguaje y lo de que no pudieras diferenciar los personajes.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión y regresar el comentario posteriormente ;) Si me sigues, dímelo y nos seguiremos mutuamente :D ¡Saludos!