miércoles, 29 de enero de 2020

Reseña: "Una furia de alas negras" de Alex London

Título: Una furia de alas negras

Saga: Una furia de alas negras (1/3)

Autor: Alex London


Traductor: Julieta Gorlero

ISBN: 978-84-92918-44-7

Nº de páginas: 352

Disponible en México

Se alzarán juntos o caerán solos.

El pueblo de Uztar ha mirado el cielo con asombro y esperanza desde tiempos remotos. Nada en su mundo es más venerado que las aves rapaces y nadie es más respetado que los cetreros que las llevan en el puño.

Brysen se esfuerza por ser un gran cetrero, mientras que su hermana melliza, Kylee, posee dones ancestrales pero quiere librarse para siempre de la cetrería. Ya casi lo ha logrado, pero una guerra se aproxima a Seis Aldeas, con un ejército rebelde que no deja nada a su paso, excepto sangre y el cielo vacío. No habrá cetrero ni ave a salvo de esta invasión.

Juntos, los mellizos deben emprender una expedición a las traicioneras montañas, para atrapar a la casi mítica águila fantasma, asesina solitaria y el ave rapaz uztari más temida de todas. Cada uno va por sus propias razones: Brysen, por el chico que ama y la gloria que tanto anhela; Kyle, para reparar el pasado y proteger el futuro de su hermano. Pero ambos son perseguidos por aquellos que solo buscan una cosa: poder.

Con este libro, Alex London lanza una vertiginosa saga sobre los recuerdos que nos acechan, las historias que nos persiguen y los lazos de sangre entre nosotros.

Comencé a leer este libro con mucha ilusión. Recuerdo que todo el mundo hablaba maravillas de sus personajes y su historia, pero… Bueno, empecemos por la historia.

Brysen y Kylee son uztaris, un par de mellizos residentes en Seis Aldeas, lugar en el que se practica la cetrería que, para quien no lo sepa, es un actividad en la que las personas entrenan a aves rapaces para usarlas en diferentes situaciones relacionadas con la caza y otras tareas similares.

Brysen quiere ser el mejor cetrero, pero al parecer no tiene mucho talento para eso; contrario a su hermana que parecer tener un don pero no quiere dedicarse nunca más al oficio de su padre, el cual tenía muy mal temperamento con su hermano. Pero desde hace algunos años que el padre de los mellizos está muerto y ambos han tenido que ocuparse del “negocio” familiar para lograr saldar sus deudas. Sin embargo, Brysen salvar al hombre que ama y aceptar su deuda a cambio de cumplir una promesa imposible: atrapar un águila fantasma, un ave imponente y peligrosa con muchos mitos a su alrededor.

Y mientras todo esto se desarrolla, otros codician lo que Brysen quiere y lo que Kylee tiene.

Dicho así, la historia suena muy interesante, ¿no? Yo quedé atrapada por esta idea y tenía muchas ganas de leer la novela, de vivir un aventura llena de fantasía y sobre todo de leer sobre cetrería. De hecho me contagié del entusiasmo de Annie por leerlo, lo cual llevó mis expectativas a lugares muy altos…

Pero, en primer lugar, debido a la sinopsis creí que literalmente se trataba de un pueblo adorador de aves o incluso personas con un vínculo estrecho con ellas (debido a que tiene la etiqueta de fantasía). Pero resultó que no era así, simplemente se trata de personas que se dedican a atrapar a estas aves y entrenarlas para cumplir ciertas tareas.

Resulta pues que las aves no son más que simples mascotas y no se les adora de ninguna manera.

de @TJRyan
Esto me decepcionó mucho. De hecho, la única parte que me gustó del libro involucra a un “clan” que tiene cierta afinidad con los búhos, y podría decirse que ellos sí los adoran a su manera y tienen afinidad profunda con ellos, pero son los únicos. Amo a los búhos y amé este… clan. Tiene un trasfondo mucho más mágico e interesante que lo que vi con Brysen y Kylee en Seis Aldeas.

Y, por cierto, hablemos de este par.

Brysen es un chico que está tan empeñado en ser un gran cetrero que no se da cuenta de las metidas de pie que hace por esto. Hay ocasiones en las que prácticamente arriesga la vida con tal de demostrar algo. Es decir, llegó un punto en el que me desesperaba su actuar y pensaba que de verdad necesitaba acomodar sus prioridades. No puedes demostrar que eres el mejor si estás muerto, querido Brysen…

Luego está Kylee, una chica que sin duda tiene un don con las aves, algo que va más allá de simple cetrería, pero odia usarlo y, pienso, está en su derecho de ocultarlo o usarlo, pero está tan apegada a su familia a que no puede ser libre debido a las responsabilidades que cree tener con ellos; desde cuidar a una madre que cree que sus hijos son unos blasfemos por ser cetreros, hasta un hermano que solo sabe meterse en problemas debido a su orgullo.

Como ven, ninguno de los dos hermanos es mi favorito y, si bien hay cierta evolución de ambos... No fue del todo de mi agrado la forma en que se dio. Además, fue un libro un tanto predecible.

Desde el principio comencé a hacer conjeturas sobre lo que leía y lo que pasaría y, al final, dicho y hecho, terminaron pasando. Creo que de alguna manera esperaba sorpresas sobre las “lecciones” que tendrían que aprender ambos hermanos y sobre la trama del libro en general, pero no las hubo; el camino que siguieron era demasiado claro como para presentar sorpresas.

No obstante, algo que me agradó fue ver que el autor supo plasmar la complejidad de la relación entre los mellizos. Es decir, al principio nos encontramos con un Brysen y una Kylee en un punto de quiebre pero que no dejan de estar ahí el uno para el otro. Es una relación demasiado complicada pero que se percibe real y que quizás muchos puedan entender.

Por otro lado, los malvados...  y no taaan malvados, también se hacen odiar. Hay un personaje en particular que me hizo rabiar. Jejeje, ehm, pero no sigamos por el camino de los spoilers.

Otra cosa que me encantó, fue el detalle al describir la cetrería. ¡Eso me gustó mucho! Es una de las razones por las cuales quería leer este libro y, al menos en eso, sí que llenó mis expectativas.

Desgraciadamente, como ya dije, esto fue lo más destacable del libro para mí y, aunque me gustó, no fue suficiente para que todo el libro me agradara al completo.

No obstante, siento que no es mal libro. Puedo entender por qué a muchos les encantó, pero no comparto esta visión. Para mí es una novela que está bien escrita; el autor supo cómo resaltar los sentimientos de los personajes principales, supo describir la actividad de la cetrería a la perfección, pero me pareció que la historia fue predecible, la aventura no destacó y ninguno de los dos hermanos terminó por gustarme.

Es una pena. Hubiera querido disfrutar más de esta historia de Alex London. Probablemente vuelva a leer algo de él en un futuro, pero no creo continuar con esta saga.
Entre los animales del mundo, los humanos tienen los apetitos más extraños.La crueldad de un halcón llega solo hasta donde exige su hambre. No hay odio allí, solo necesidad. Solamente la gente puede disfrutar ante el sufrimiento de otro.
Conclusión

Creo que mis expectativas tan altas fueron las responsables de que no disfrutara del todo este libro. Sí hay cosa que me agradaron, pero otras, principalmente lo predecible de la trama, le restaron mucho a la novela.

Como dije antes, puedo entender la razón de la que muchos amaron este libro, pero no fue mi caso. Aún así, seguramente le daré otra oportunidad a Alex London.


¿Llama su atención? ¿Leerán el primer libro?
Si ya lo leyeron, ¿les gustó? ¿Leerán el segundo?

*Gracias a Ediciones Urano por el libro :)
¡Gracias a ti, Lector, por leerme! ❤️

2 comentarios:

  1. La sinopsis si se ve interesante y me dieron ganas de leerlo pero honestamente dudo hacerlo ahora porque no me gustan las historias predecibles, así que mejor no.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hum, me llamaba por la ambientación, pero no me convence, en especial porque yo también creía que adoraban a estos animales. Me gusta lo de que la relación de los mellizos esté bien desarrollada, pero en general no me convence, y menos si es una primera parte.

    un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión y regresar el comentario posteriormente ;) Si me sigues, dímelo y nos seguiremos mutuamente :D ¡Saludos!