jueves, 3 de mayo de 2018

Mi opinión lectora #17: Padres que no saben lo que leen sus hijos.

Declaración
Esta es una sección extraña que no sé si exista en otro blog, así que quiero que sepan de antemano que no pretendo adueñarme de ninguna sección; simplemente me pareció que llamarla así era adecuado y ayudaba a mi propósito.

Lo que quiero hacer aquí es dar MI opinión sobre algunas situaciones del mundo de la lectura; desarrollar mi punto de vista y esperar que me dejen algún comentario con su punto de vista.

Que quede claro que NO pretendo que mi opinión exprese la de todo el mundo; es únicamente la mía y no hablo por los demás cuando la doy.
Este es un tema que quizás ya está muy leído, visto y hablado. Y, a pesar de eso, parece que los padres siguen ignorándolo.

Hace tiempo que no visito una librería (cuestión de tiempo y carencia de transporte). Pero cada que voy allí, soy de las que corre a ver libros de temáticas infantiles y juveniles. Sí, espero llegar a ser una anciana de 90 y aún leer esas novelas, sobre todo las de fantasía :D

El punto es que está claro, cada que entro ahí, que los chicos y chicas van con sus padres y son descuidados por ellos. Tengo muy presente una imagen de una niña de unos 12 años que tenía entre sus manos el segundo libro de la saga de las 50 sombras de Grey y estaba en la fila para pagar frente a mí.

Al parecer iba con una amiga y esta le preguntó que si su mamá la dejaba leer “eso”. La respuesta fue inmediata y seguida de una risa traviesa:

“Le dije que es una novela policíaca”.

Fácil y sencillo. Sí señora, su hija la está llamando tonta.

Yo también tuve su edad y sabía por dónde engañar a mis padres cuando quería que no se enteraran de algo pero, es claro, los padres no son tontos, solo se “hacen los tontos”. Mis padres siempre sabían cuándo quería engañarlos y, si era necesario, intervenían.

Hoy en día la tendencia parece ser tener hijos porque es necesario tenerlos y dejarlos crecer como puedan porque los padres tienen el pretexto de que está muy ocupados trabajando para mantenerlos.

¿Eh?

Lo entiendo, la economía es muy mala y a la mejor en unos años la clase media no vamos a poder mantener a un hijo con lo que nos pagan en el trabajo… pero, ¿para qué tener un hijo si no le vamos a prestar la debida atención para criarlos para ser buenas personas?

Creo que todos sabemos del ejercito de “sumisas” que se vino luego de que salió aquella saga. ¿No? Chamacas menores de 16 años que querían a un hombre rico que las tratara con la punta del pie (por cierto, un tipo sin experiencia alguna en el bdsm por lo que entendí)…

WTF? ¿Cómo fue que todas esas menores terminaron conociendo ese libro y proclamándose “sumisas” a esa edad?

Fácil: a sus padres les importaba un pepino lo que leían.

También me atrevería a decir que la librería tenía un poco de responsabilidad sobre ello. Es decir, a esas alturas el éxito del tema que trataba el libro era claro… pero bueno, ellos buscaban vender. Nada más.

No se les puede culpar del todo, era claro que los padres debían haber estado vigilando a sus retoñitos…

Otro ejemplo lejos de los libros eróticos:

En otra ocasión me pasó que le recomendé un libro a una amiga para su hijo que tenía cinco años en aquel entonces. Era un libro que hablaba sobre cómo vencer el miedo (usaba “palabras mágicas a modo de hechizo”).

Cuando mi amiga se dio cuenta de que su hijo empezaba a rimar, pegó el grito en el cielo. Resulta que dejó al niño leer el libro para que practicara la lectura, pero ella nunca se inmiscuyó para leer con él. Y como ellos son muy devotos a su religión, aquello le pareció la blasfemia

Yo no había tenido problemas con ella sobre esto antes; ni siquiera con temas que, en teoría, son ajenos a su religión; así que yo no pensé que esas palabras, que básicamente eran de juego, le fueran a afectar.

Pero sí. Se enojó conmigo. Pero ahí me di cuenta de que los padres ni siquiera leen los libros infantiles, y le sueltan cualquier libro al niño mientras este tenga una cubierta bonita.

Desde entonces, cada vez que reseño un libro infantil, recomiendo que sea un libro que se lea junto con el menor. No solo para atraer su atención a la lectura y fomentar la comunicación, ¡también para que los padres sepan qué les compran a sus hijos!

Hace mucha falta esto, porque muchos piensan que leer es una forma de entretenimiento y nada más. No, al leer se crea una opinión y se adquieren conocimientos, así como la curiosidad de probar cosas nuevas.

Por ejemplo, ¿nunca les ha pasado que leen respecto a un platillo o una receta y en su mente surge la mera idea de cocinarlo y probarlo algún día?

No es un secreto que los libros cambian nuestra forma de ser y de pensar

Pero también hay que saber que los libros no siempre dicen la verdad respecto a un tema, así que nos vuelven críticos y no meros creyentes de lo que está ahí escrito (volvemos al ejemplo de las niñas “sumisas” que no tienen idea de lo que es el bdsm de verdad…). Las mentes que hayan adquirido más experiencia probablemente se cuestionarán lo que hayan leído. Esto requiere tiempo para aprender y conocer y discernir.

Entonces, ¿por qué no estar al tanto de lo que leen sus hijos? Tampoco digo que los padres deberían leer todas las novelas que sus hijos leen (si mis padres hubieran tenido que leer los que yo leía, no acaban con la lista, jajaja); pero sí pueden preguntarle a sus hijos de qué trata la historia, preguntar qué les va pareciendo, e incluso investigar sobre el título en internet. Existimos muchos reseñadores, ejem…

Filtros hay.

Sé que los padres suelen sentarse con sus hijos para preguntarles sobre la escuela, así que, ¿por qué no aprovechar esta oportunidad para preguntarles sobre sus lecturas, sus hobbies, sus amigos y demás temas de interés…?

Insisto, es importante que los padres se involucren en las lecturas de sus hijos, de lo contrario, después veremos adultos inconformes, queriendo que cancelen la publicación de novelas, solo porque ellos tuvieron la culpa por no revisar lo que sus hijos leían…Y, además, se crían jóvenes con falsas ideas respecto a lo que leyeron. 

¿Y qué culpa tenemos los demás de que los padres no estén al pendiente y luego se ofendan?

¿Qué opinan de esto, Lectores? ¿Creen que exagero? Háganme saber sus comentarios :D Me gustaría escucharlos.

Y gracias por estar aquí una semana más leyendo Mi Opinión Lectora.

3 comentarios:

  1. ¡Buenas! Es muy interesante el tema del que has hablado hoy. Creo que a muchos padres sólo les interesa que sus hijos lean porque leer lo asocian con algo bueno, pero no se dan cuenta que al igual que ver películas, no todo lo que se lee es bueno.
    Respecto a los libros eróticos yo creo que hay mucho tabú sobre el sexo y yo no vería mal que mis hijos leyeran un libro así, pero como tú dices, buscaría información antes para saber de qué tipo de libro se trata y saber qué es lo que dice, porque si fuera un libro erotico con un protagonista machista directamente lo tiraría a la basura jajaja
    Creo que tienes mucha razón en que los padres deberían involucrarse más en lo que hacen sus hijos, porque muchas veces lo que tratamos de hacer (me incluyo como hija) es tratar de llamar su atención de alguna forma con las cosas que nos interesan y nuestros hobbies.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Iris!
    Me ha gustado mucho el tema de hoy. Concuerdo totalmente contigo en que los padres deberían involucrarse más en lo que leen sus hijos, dedicarles tiempo de calidad de verdad, no sólo darles las cosas y ya, menos cuando no tienen ni la menor idea de lo que les están dando.
    En lo personal, mis padres sí que sabían qué es lo que leía, porque también son lectores y muchas veces eran ellos los que me los recomendaban. Eso en cuanto a libros, porque cuando se enteraron de que también leía fanfics en internet... bueno, por un lado mi papá se asombró de que hubiera quién escribiera historias alternativas, mientras que mi mamá pensaba que leía puras cosas depravadas. Y, bueno, con mi santa madre hice justamente eso de hacerla leer todo lo que yo leía jaja, tanto novelas como uno que otro fanfic, y es que yo soy hija única, mis amigos no eran lectores y pues necesitaba alguien con quien hablar, así que la obligaba a leer lo mismo que yo para poder platicar xD
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  3. Pues me parece muy interesante el tema de debate que traes hoy. En parte estoy 100% de acuerdo contigo, creo que los padres deberían interesarse por las lecturas de sus hijos pero por otro lado...no ho sé, lo que propones es censura, ¿no? Entiendo que una niña de doce años no deba leer 50 sombras pero...¿y hasta que edad tiene que vigilar sus lecturas su madre? No ho sé, creo que es un debate complicado.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)